De raíces norteñas, nací un 21 de Octubre del año 1985 en Madrid. Mi nombre es Guillermo Garcia Davila, aunque la mayoría de las personas me conocen como Gael.

 

Desde que empecé a tener uso de razón he hecho cosas con la manos, por lo que terminar dedicándome al contacto humano con ellas era algo que tarde o temprano tenía que ocurrir.

 

Con gran inquietud he caminado por diferentes campos que han ampliado mi visión del mundo.

 

Sin dejar de lado las que son mis otras dos grandes pasiones que son el arte y el contacto con la naturaleza, decidí dedicar mi vida a la tecnicas manuales, y ya son más de 10 años consagrados al estudio del contacto con otra persona.


 

 

Con el Quiromasaje descubrí el placer del lenguaje del tacto, fue mi puerta de entrada.
 
Más tarde la Osteopatía abrió ante mí un vasto campo terapéutico. Practicándola, aprendí a tratar el organismo como un todo, y descubrí el disfrute de aprender cada vez más sobre esa maravilla que es el cuerpo humano.


Un posterior contacto con el Masaje Tailandés terminó con dos largas estancias en Tailandia, durante las cuales tuve el honor de estudiar, de manera individual, con el maestro Arjan Sinchai. La sensibilidad de sus dedos transformó para siempre los míos.
 
Por último, el impulso transformador de la Tecnica Cráneo Sacral me ha puesto en contacto con una filosofía apasionante y con una forma de trabajar profundamente respetuosa con el paciente, que se ha convertido en la base de mi profesión.


Así, poco a poco, se ha ido formando mi propia visión.

Decenas de seminarios sobre técnicas diferentes, cientos de horas de práctica, contacto con miles de personas.
 
Desde el spa más conocido del mundo hasta la intimidad de mi propio proyecto.
 
Desde lo más físico hasta lo más sutil.
 
Estoy profundamente agradecido por tener la oportunidad de dedicarme a una actividad tan bonita.
 
Disfruto del camino andado, miro con ilusión el horizonte y respiro tranquilo el momento.
 
Espero tener la suerte de cruzarnos.
.

´

Gael Garcia 2019 ®